Camila Lagomarsino



La vida universitaria me permitió conocer diversas problemáticas sociales y medioambientales, entre ellas el tema de la producción agrícola y la soberanía alimentaria. El contraste entre la agricultura tradicional, indígena y campesina  y la agroindustria con sus efectos sobre el suelo, el agua y la biodiversidad por su sistema de producción homogeneizante, el monopolio y la sobreexplotación por parte de las grandes transnacionales.

Hoy en día mi interés por las semillas es por que vuelvan a ser nuestras, que la diversidad conocida desde la antigüedad vuelva a las manos de quienes cultivan la tierra, y que no se queden en el poder de grandes empresas que buscan impartirlas sólo con derecho de propiedad intelectual y fines exclusivamente lucrativos. Creo que cuidar la tierra es tarea de todos y para llegar a ello se deben respetar los tiempos de descanso del suelo, modificar la agricultura en el país que está planteada de forma extractiva-intensiva y crear conciencia sobre las producciones locales, para minimizar el impacto de la huella ecológica.

Mi interés por la conservación de la naturaleza debido a las actividades antrópicas me llevó a estudiar Química Ambiental en la Universidad de Chile. Así mismo la extracción sin límite de los Recursos Naturales en desmedro de los ecosistemas a lo largo de todo Chile, en función exclusiva del crecimiento económico es una realidad insostenible que nos está llevando a depredar y comprometer el futuro. Hoy en día esta mala gestión repercute principalmente en las personas que viven alejadas de las grandes ciudades. Esta inquietud me llevó a estudiar un Magister en ciencias con mención en Recursos Hídricos, en búsqueda de soluciones para el manejo que se efectúa sobre los bienes comunes, comenzando por el agua.